jueves, 12 de diciembre de 2013

Truco 199. Trucos para ahorrar si eres trabajador autónomo




Como consecuencia de la crisis económica, la única salida que le ha quedado a mucha gente ha sido
establecerse como trabajadores autónomos y crear su propia empresa o negocio. Al principio parece fácil, pero cuando te metes de lleno en el proyecto te das cuenta de que tienes que planificar muy bien tus gastos y las inversiones iniciales que vas a hacer para que el negocio sea viable económicamente a medio y largo plazo.

Algunas de claves para ahorrar siendo trabajador autónomo son:

  • Trabaja desde casa: Si creas un espacio en tu casa en el que puedas trabajar a gusto, con tu ordenador, una silla cómoda, la luz adecuada y, por supuesto, conexión a Internet, ahorrarás en facturas.
  • Únete al coworking: Es una de las formas de trabajo compartido más de moda en la actualidad y consiste en compartir oficina, equipamientos y material para desarrollar un proyecto profesional de manera independiente, pero aprovechando las sinergias e incluso emprendiendo proyectos conjuntos. De esta forma sólo pagarás los gastos de la oficina durante las horas al mes que la utilices.
  • Controla el material de oficina que utilizas: Es muy importante que planifiques el material de oficina que necesitas en tu negocio y que intentes ajustarte a ese plan. Si no llevas un control de este tipo de gastos, a final de mes te darás cuenta de que has derrochado dinero que podrías haber ahorrado con previsión. También estate atento a ofertas de tiendas de material de oficina, como Disofic, y aprovéchate de todos los descuentos. Esto es especialmente útil en la compra de cartuchos de tinta para la impresora.
  • Utiliza programas de ordenador gratuitos siempre que sea posible, existen miles de ellos con licencia freeware o software libre que no suponen ningún coste y cuyo uso está cada vez más extendido.
  • Mantente al tanto de las subvenciones de tu Comunidad: Acude al organismo de tu ciudad o provincia que se encarga de las subvenciones de tu Comunidad Autónoma  e infórmate de las ayudas que puedes solicitar. Muchas de ellas son a fondo perdido y pueden ayudarte a empezar tu negocio sin tener un capital inicial para invertir y sin necesidad de acudir al banco para obtener financiación y tener que pagar intereses.
  • Contrata a una asesoría o gestoría fiscal: Puede parecer un gasto, pero es realmente una inversión. Si preguntáis a cualquier autónomo seguramente esté de acuerdo con esto. Al final, lo barato sale caro. Además ellos te ayudan a conseguir las ayudas y subvenciones y te mantienen al día de los cambios de la legalidad fiscal.

Truco para ahorrar enviado por María.






0 comentarios:

Publicar un comentario

1000 Trucos para ahorrar