sábado, 17 de enero de 2015

Truco 230. Cómo hacer un huerto urbano

Desde sus inicios, en la época de la revolución industrial, los huertos urbanos han alcanzado un gran protagonismo en épocas de crisis y guerras. Durante la segunda guerra mundial, tuvieron una gran expansión al verse restringido el comercio mundial.

En Londres, por ejemplo, se llegaron a habilitar jardines, terrenos deportivos y parques para generar alimentos. En el Reino Unido se llegó a producir hasta la mitad del consumo total de alimentos a través de los huertos urbanos.

La falta de espacio propia de las viviendas urbanas se puede compensar haciendo crecer el huerto en vertical, mediante el uso por ejemplo de una escalera o de palets, sujetándolos a la pared.

En cuanto a los recipientes, si no tenemos macetas podemos utilizar envases de plástico en tetra bricks o botellas como se ve en la imagen.


También necesitaremos una pala para colocar la tierra en los recipientes. Si no tenéis ninguna, podéis construiros fácilmente una pala a partir de un recipiente de plástico, según se detalla en el siguiente vídeo:





Por último, os dejo el enlace al manual Huertos urbanos y huertos en el balcón en el que se explican de forma sencilla algunos conceptos básicos para poner en marcha el huerto urbano, como el riego, la tierra y el sustrato, o un calendario de siembra.

0 comentarios:

Publicar un comentario

1000 Trucos para ahorrar