domingo, 4 de octubre de 2015

Truco 241. Cómo entrenar el ahorro hormiga: 15 consejos contra pequeños gastos

Monedas en un tarro




Después de las vacaciones es normal que los gastos extras hayan dejado un buen agujero en nuestras cuentas. Esta semana hemos encontrado algunas claves estupendas para retomar el control de nuestra economía. Comenzamos el otoño con el ahorro hormiga y los 15 consejos para frenar pequeños gastos de Wiquot.


En Wiquot, el gestor inteligente de finanzas personales, lo tienen clarísimo: “el síndrome postvacacional no solo es mental, también es un problema que afecta a nuestros bolsillos.” Normalmente, cuando distribuimos nuestras nóminas hacemos partidas para tener controlados, en la medida de lo posible, los gastos fijos a medio y largo plazo. Si hacemos bien las cuentas no hay problema. El bache llega cuando hay que cubrir imprevistos.


Todos hemos vivido ese momento en que se pincha una rueda, llega una reparación de emergencia en casa o recibes una invitación a una boda... Por eso, antes de entrar de lleno en el otoño, debemos comenzar a controlar el ahorro hormiga. Hacer frente a los pequeños gastos, esos que son casi impulsos, pueden ayudarnos a ahorrar de forma considerable y hacer más leves las urgencias.


Los gastos hormiga, esos grandes conocidos.

Cuando hacemos una previsión de nuestros gastos mensuales, la mayoría hacemos una lista de esos gastos que no se pueden esquivar: el alquiler, el agua, el gas, la luz, el ADSL o el seguro de coche entre otros. El error: nos olvidamos de los llamados gastos hormiga. Esos gastos son cotidianos y casi imperceptibles. Por ejemplo, un café, un paquete de chicles o una cena con los amigos, son esos gastos hormiga que terminan descuadrando tu presupuesto mensual.


Cómo combatir el gasto hormiga.

Casi todo el mundo vive con estos gastos mes a mes. Algunos se lamentan ante la falta de templanza al controlar el monedero, y en 1000 Trucos para Ahorrar, como en Wiquot, buscamos soluciones para conseguir ahorrar a final de mes una buena cantidad de euros. El ahorro hormiga puede ser tu mejor aliado. A continuación os dejamos el decálogo que Wiquot ha realizado para entrenar nuestras finanzas personales y salir airosos de la cuesta de septiembre.


TRUCO 1: Fija un presupuesto para tus gastos hormiga

Estamos de acuerdo, se vive mejor con algunos caprichos. Sí, lees bien, algunos. Marca una cantidad al mes para tus ratos de ocio, como salir de cena con los amigos o tomarte un café. El truco no es nunca dejar de disfrutar de esos ratitos buenos, está en planificar los gastos extras y cuando llegues al tope del presupuesto aprender a decir NO. ¿Cuánto te gastas cada día en caprichos?, ¿mucho?, ¿poco? Así comienza el ahorro hormiga.


TRUCO 2. Con la economía, es mejor no improvisar

¿Sabes cuánto quieres ahorrar cada mes? Saca cuentas de tus gastos fijos, lo que quieres ahorrar de tus ingresos y lo que te queda para gastar. Cíñete a ese margen, si no tu economía saltará por los aires. Esto es como las dietas, al comienzo son duras, pero al final se agradecen. Si un mes tienes muchos gastos no programados, recorta al máximo en los rutinarios. Luego te contamos cuáles son.


TRUCO 3. Echa el freno a principio de mes

Son muchos los que cada comienzo de mes, al ver la nómina en cuenta, se relajan y se sueltan la melena gastando en caprichos. En las economías de muchos hijos de vecino, se da una falsa sensación de abundancia a primeros de mes. Pero, por desgracia se suele acabar el mes con el saldo bajo mínimos. Que no cunda el pánico, antes de sacar la cartera, recuerda los agujeros que puedes hacer en el banco.


TRUCO 4. Los gastos hormiga que puedes evitar

Los almuerzos, las meriendas y el picoteo de las máquinas expendedoras pueden ser tu perdición. ¿Tienes que almorzar en el trabajo? Prueba a sustituir el bocata del bar por un sándwich casero. Si tienes que comer en el trabajo, olvídate del menú del día, tira de tupper. A final de mes lo habrás ganado en salud y en tu cartera.


TRUCO 5. Objetivos con gran satisfacción personal

Las metas siempre han funcionado genial. Si en el deporte y el trabajo nos marcamos retos, hazlo también en el ahorro. Los chicos de Wiquot nos ofrecen dos claves: esfuerzo y constancia. Y además, nos plantean un reto: coge un bote de cristal y cada euro que ahorres en gastos hormiga guárdalo en el bote. Márcate un objetivo. Por ejemplo, ahorrar para las vacaciones de verano o para matricularte en algún curso que te interese. Ver cómo crece el bote hará doblar tus esfuerzos para luchar contra los gastos hormiga.


TRUCO 6. Adiós al dinero de plástico

Paga en metálico. Gasta lo que lleves en el bolsillo o el monedero, de esa manera tendrás tiempo de pensar si ese gasto es o no necesario. Está claro que el dinero de plástico es cómodo y rápido, pero también traicionero. Un gasto hormiga pagado con tarjeta no duele de inmediato. El dolor llegará cuando mires los últimos movimientos de tu tarjeta de crédito.


TRUCO 7. Controla el precio del transporte

¿Cuánto gastas en desplazamientos? Calcula cuánto pagas por cada viaje y averigua si puedes ahorrar reduciendo el número de desplazamientos, compartiendo transporte o con ofertas de abonos mensuales en transporte público. Hoy en día, hay muchas plataformas online de consumo colaborativo, elige la que más te ayude.


TRUCO 8. Baja a comprar sin hambre y lista en mano

Este es uno de los secretos que más nos han gustado: hacer la lista de la compra no es un invento para los despistados, sino para los ahorradores. Si antes de ir a comprar haces una lista con todo lo que necesitas, deberías ahorrar y evitar gastos hormiga en caprichos de última hora. Lo mejor es agrupar las compras por comercio, ir al grano y, a poder ser, bajar a comprar sin hambre.


TRUCO 9. Controla y registra tus gastos

Es interesante guardar los tickets y llevar un control constante de gastos hormiga. Hay un montón de aplicaciones móviles para registrar cada gasto. Saber cuánto y en qué gastas más dinero te permitirá mejorar tu ahorro hormiga. En base a tus gastos mensuales, podrás tomar decisiones para ajustar tu presupuesto y ahorrar en algunas partidas.


TRUCO 10. Hogar dulce hogar

Lo sabe todo el mundo, como en casa en ningún sitio. Y como además, para ahorrar tendrás que aplazar ciertos caprichos, empieza a pensar en las cenitas, los aperitivos y las reuniones en casa. Pisar la calle es gastar. El otoño es el momento perfecto para disfrutar de los pequeños grandes placeres en casa, y, de paso, ahorrar mucho más de lo que crees a final de mes.


TRUCO 11. ¿Usas todo lo que pagas?

Son muchos los que pagan cursos de idiomas a la que no van o gimnasios que no pisan. Algo falla. ¿Por qué pagar por algo que no utilizas? Por ejemplo, ¿sabías que muchas compañías de seguros mejoran cada año tus coberturas? Lo que hacen no es más que añadir a tus pólizas una cobertura X, aunque no la necesites o no sepas ni que existe. Esa broma, de pagar por lo que no usas, puedes costarte hasta 100 € más de póliza la año. Solo tú puedes poner al día tus contratos y finanzas personales. Wiquot, te lo pone fácil, rápido y gratis. Empieza a controlar contratos y seguros además de encontrar las mejores ofertas del mercado.


TRUCO 12. Adelanta tus deudas

¿Qué deudas tienes? Adelantar el pago de las letras del coche o la casa y esquivar intereses supone un ahorro hormiga genial. Si consigues reducir las tasas de interés o los plazos que pagas, te darás cuenta de que algunos gastos hormiga están dispuestos a convertirse en gastos dinosaurio.


TRUCO 13 Busca el mejor banco

¿Tu banco es rentable? Al igual que los intereses, hay otros gastos hormiga como las comisiones bancarias que se traducen en pérdidas. Aún hay entidades bancarias que cobran gastos por todo: por el “mantenimiento” de tu cuenta, por utilizar la tarjeta de débito, realizar transferencias o sacar dinero en determinados cajeros. Estudia tus opciones.


TRUCO 14. Quien lo sigue ¡lo consigue!

Conciénciate. Tendrás que ser fuerte y constante para conseguir lo que te propones. Comenzar con un control de gastos y plantear un presupuesto mensual significa cumplirlo. Si no estás dispuesto a hacer el esfuerzo, no empieces el plan de ahorro, porque solo conseguirás frustrarte. Piénsalo. Además de tranquilidad, ahorrar te proporcionará grandes satisfacciones.


TRUCO 15. Los buenos hábitos

Antes de empezar a ser un ahorrador hormiga, haz una reflexión en positivo y en voz alta: recortar los pequeños gastos hormiga no significa convertirse en un penitente. Empieza por distinguir los placeres “low cost” que de verdad te aportan salud y satisfacción personal y los que no. Si hay que meter la tijera, prescinde siempre de estos últimos.


La vuelta al cole, el otoño y la rutina siempre son duros, pero con estos 15 consejos de Wiquot para ahorrar en pequeños gastos, serás el rey del ahorro hormiga. ¿Ahorramos?

wiquot gestor de finanzas personales


Truco para ahorrar enviado por Teresa

1 comentarios:

  1. Muchas gracias por estos consejos. En estos tiempos ahorrar ahorrar no es fácil, por lo que se agradecen todo tipo de consejos. Lo importante es concienciarse de la importancia del ahorro. Saludos!!!

    ResponderEliminar